jueves, 30 de abril de 2015

Senda de la Abadía ( Grado ) - ASTURIAS

 Por la N-634 al llegar a Vega de Anzo, nada más pasar varios restaurantes, encontramos una desviación a la izquierda que indica "La Caborna" y debajo "Senda de L`Abadía. Tomamos la desviación y aquí mismo aparcamos el vehículo.





A pocos metros encontramos el área recreativa "Vega de Anzo", que dispone de mesas bancos y fuente.





Junto al área se encuentra la capilla de San Pedro que fue rehabilitada en el año 2007.







 La capilla presidida por la imagen de San Pedro




Dejamos la capilla y bajamos nuevamente a la carretera de La Caborna.




Ya podemos contemplar el pueblo rodeado por verdes prados y algunos árboles frutales.





Pasamos la indicación "a Villouta" junto a una casería acompañada por su hórreo.





Observamos esta casería en La Carbona .




 Esta es otra de las caserías que vamos encontrando, pero en este caso sus habitantes se encuentran en plena faena. Mientras, los caballos contemplan nuestro paso.




 Llegamos "Campa de Zreicera", área de descanso con bancos, mesas, paneles informativos de L'Abadía y también bonotas vistas.




 Siguiendo nuestra ruta entramos en una zona boscosa. Caminamos ahora un buen rato bajo la sombra de robles, pinos, avellanos....




Salimos del bosque y es ahora cuando avanzamos junto a extensas praderías donde las vacas pastan con sus crías.





Como siempre los más pequeños son más curiosos y se acercan hasta nosotros.





Seguimos disfrutando de bonitas vistas.





Pasamos por San Pelayo de Sienra desde donde contemplamos esta panorámica



Siguiendo nuestro camino llegamos a San Martín, lugar situado en una bonita loma sobre el valle de Reconco y rodeada por un pequeño número de caserías, dedicadas a la explotación agrícola y ganadera.




San Martín de Gurullés fue el lugar elegido en el año 863 para alzar un monasterio dedicado al santo que da nombre a la parroquia.



Iglesia de San Martín de Gurullés. Esta iglesia ha sido levantada en el año 1177 sobre el viejo monasterio y es un destacado ejemplo de arquitectura religiosa, románica, humilde y austera.




Detrás su sencilla portada con triples arquivoltas de medio punto sin decoración, apoyadas en doble columnas con capiteles vegetales.




Con estas vistas de la iglesia damos por finalizado nuestro paseo regresando por el mismo lugar.






Es una ruta de unos seis Km que une Vega de Anzo con la iglesia de San Martín de Gurullés. Es un bonito y fácil paseo que se puede realizar con niños o en bicicleta.

2 comentarios:

  1. En primavera es cuando más se disfrutan los paseos, la Naturaleza estalla de vida. No sé a ti, pero a mí me cuesta mucho volver a casa.

    ResponderEliminar
  2. Salgo de casa superfeliz y regreso con energía renovada pero con nostalgia por lo que dejo.

    ResponderEliminar