martes, 26 de febrero de 2013

Ruta de Los Arrudos

Hoy amanece un excelente día de primavera, con lo que vamos a repetir esta ruta por el Parque Natural de Redes, que ya hicimos hace unos años y nos dejó totalmente impactados.

Iniciamos nuestro recorrido un poco antes del pueblo de Caleao, tomando una pista que sale por la margen izquierda de la carretera, y dejando el coche en el amplio aparcamiento que hay junto al Área Recreativa.

El primer tramo es una pista que está en perfecto estado, llana, y que discurre entre praderías a la vera del río Los Arrudos.





 Después de cruzar varios puentes, pasamos por delante de esta bonita cabaña residencial con su leñero.




Seguimos nuestro caminar bajo unos importantes farallones calizos, al fondo comienza a asomar el desfiladero por donde corre el río Los Arrudos.





Cruzamos el Puente La Fuminosa y es aquí cuando se inicia el desfiladero.





El camino se complica un poco, pero es accesible, hasta ahora para todas las edades.




Ya vemos la cabaña de Prendeoriu, aquí es donde la pista se transforma en un camino y comenzamos a entrar en el corazón de la Foz o Desfiladero de Los Arrudos.







Fuente Manuela Antonio, con una teja para facilitarnos el poder disfrutar de este regalo de la naturaleza.
Después de disfrutar de esta agua, seguimos el camino, siempre rodeados por el bosque y acompañados por el río Los Arrudos.




Pronto llegamos al puente de la Calabaza de Abajo. Este puente es de madera y aunque está apuntalado y reforzado, produce una sensación de inestabilidad importante.




Nada más cruzar el puente comienza El Escalerón que son unos grandes peldaños pétreos.




El primer repecho termina con este puente de madera llamado La Calabaza de Arriba, es más pequeño y estable que el anterior.




La senda es cada vez más empinada, y los escalones se retuercen por las murallas del barranco para salvar el tramo escarpado.




Después de fuerte repecho de piedra suelta, y que será el último esfuerzo para salir del desfiladero, llegamos al prado del Collaín, donde relaja la pendiente.



Unos metros más adelante, nos encontramos con el manantial de la Fontona, canal que suministra el agua a Gijón.
He leído que hay un caño disponible donde se puede coger agua (nosotros no lo vimos)





En este punto se puede decidir: dar la vuelta o seguir algo más. Nosotros optamos por continuar.




Cruzamos el río y nos adentramos en el frondoso hayedo de Los Arrebellaos. Sobre esta alfombra roja continuamos nuestro ascenso, siempre disfrutando de la paz y sosiego que nos proporcionan estas maravillosas hayas.
 Y por fin llegamos a la majada Roxecu. Al fondo distinguimos la cumbre del Pico Valmartín.


Aquí hacemos un alto para contemplar esta majada con sus cabañas derruidas, disfrutar de las cumbres nevadas que nos rodean, tomar nuestro merecido bocadillo, y es en este punto donde decidimos dar la vuelta.


Comenzamos a desandar el camino recorrido

Volvemos a pisar sobre la alfombra formada por las hoja de hayedo.

Cruzamos nuevamente unos puentes de cuento

Nos deleitamos con cascadas, helechos, musgos que forman parte vegetal de este idílico paisaje




Con los perfumes y alegría que nos transmiten las flores de primavera, llegamos al Área Recreativa de los Arrudos.






Nunca conseguiremos olvidar el embrujo que esta ruta transmite. ( Esperamos poder repetir esta expericncia)

Aunque es un poco dura, nosotros pudimos hacerla con nuestra edad. ¡Tú también puedes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario