sábado, 23 de noviembre de 2013

Senda "La Aldea Perdida" (Entralgo - Villoria)

Salimos de Oviedo por la A-64, tomamos la salida AS-17 a Langreo. Pasamos Langreo, El Entrego y seguimos hacia Pola de Laviana, pero sin entrar en esta localidad, tomamos la desviación a Entralgo por la AS-252.



 Llegamos a Entralgo, aparcamos el coche en el centro del pueblo. Cruzamos la carretera, pasamos por delante de la casa natal de D. Armando Palacio Valdés, ahora museo, y cruzamos el puente sobre el río Villoria.




Seguimos un trozo por el arcén de la carretera dirección a Canzana, hasta una pronunciada curva donde encontramos una señal indicativa.





Entramos en una pista de tierra que pronto pasa a ser hormigonada.




De vez en cuando, los árboles que bordean el camino nos permiten contemplar el bonito valle de Villoria y al fondo Peña Mea, con verdes praderías diseminadas por la ladera de la montaña.



Nos adentramos en una zona boscosa donde, con total armonía conviven: avellanos, castaños y robles. No podemos evitar agacharnos para coger alguna de las castañas que comienzan a caer.





Bordeamos la finca Cerezangos. Pasamos junto a esta cabaña de piedra.





Otra cabaña que no deja de sorprendernos, esta hecha con troncos de madera.




Cruzamos por segunda vez el río para colocarnos en su margen derecha. Ahora la senda se transforma en una pasarela de madera entre la carretera y el río.




Poco a poco, el sendero se distancia de la carretera y también del río, seguimos disfrutando de este valle de Villoria.




Por este puente de madera cruzamos nuevamente el río y después la carretera para seguir la senda.




Estamos entrando en el pueblo de Villoria por la parte de atrás.




Llegamos hasta la iglesia San Nicolás de estilo románico, fundada en el siglo XII y reedificada en los siglos XVI Y XVI




En el centro del pueblo se encuentra este puente romano de un solo ojo, que bien merece una visita.



Aquí termina nuestra ruta y decidimos dar la vuelta enlazando con la senda Puente d'Arcu-Tolivia (P.R.AS165) para hacer un paseo circular, que nos gusta más. Tomamos una pista que cruzando el río recorre las últimas casas y continua sobre el pueblo.




Atrás dejamos Villoria y una buena vista de su valle.




La pista continúa entre prados cercados por típicos cierres de madera.





            Atrás queda, vigilante, Peña Mea.




La senda ahora discurre entre castaños, avellanos, robles y abedules.



En la ladera contraria podemos ver la senda que anteriormente recorrimos y en lo alto de la finca, la cabaña de piedra que pasamos.





Entre los avellanos el único bando que encontramos a lo largo de la senda.





          Al fondo divisamos Pola de Laviana.




Entramos en Entralgo, ahora por la parte contraria (parte alta del pueblo) y lo primero que encontramos es la iglesia dedicada a San Juan Bautista acompañada de un texu (árbol mágico de Asturias)



Al llegar a Entralgo podemos dar un paseo por sus calles contemplando hórreos y casas con tradicional arquitectura.







Es un bonito paseo y muy fácil que se puede realizar en compañía de niños que van descubriendo y admirando la belleza que la naturaleza nos ofrece a lo largo de toda la ruta.


7 comentarios:

  1. Never mind. I see it's Spain. Nice pic's BTW!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita es Asturias y qué rutas más estupendas.
    Desde luego que la de esta entrada merece la pena. A ver si nos animamos y comprobamos " in situ "
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que te guste Asturias. Espero te animes a pasar unos días por estas tierras. Un saludo

      Eliminar